jueves, 17 de julio de 2008

Plantando bandera

Si estoy en mi casa y no la siento mía, es momento de plantar bandera, le dije al psicólogo.
En vez de pensar lo que haría si viviera sola, haré como que vivo sola, con un cuarto menos, tipo casa tomada.

Y ayer empecé a recuperar mi pequeña casita de las ruinas.
Hace más de 2 meses se rompió la luna del inodoro.
Y ahí está.
Todo lo que se rompe, queda roto, decía la ley de mi casa. El decreto ahora dice lo contrario.
Así que hoy fui a la ferretería.

- Hola, tenés tapas para inodoro?
- Sí
- ...
- ...
- (cara de "no me la vas a dar?")
- tengo una de 24, que es buena, no se rompe, y una de 39 que es esa que es mejor.
- pero la de 24 es buena de verdad?
- sí
- bueno, dame la de 24.

me la da, le pago y me dice "es buena, eh, usala tranquila".

me fui riendome bajito. es la ultima frase que diría para vender una cosa de esas.
eso si... 24 pesos!!! me cago en la inflación (literalmente)

4 comentarios:

flor dijo...

uf, no tengo idea cuanto deberían costar esas cosas...

me alegro que plantes bandera. De eso se trata la vida, no?

La Oveja dijo...

eso de usala tranquila es terrible!! y si no que? te sentas pensando en que te va a morder????

Anónimo dijo...

no, en que se te va a romper.

Isabel dijo...

hay algunas q se rajan y te muerden (pellizcan) cada vez q te sentas !