miércoles, 16 de julio de 2008

costumbre

Las, como mucho, dos veces por mes q necesito mirarme al espejo, salgo al pasillo, llamo al ascensor, me subo y me miro.

Sería inútil comprar uno habiendo otro tan cerca.

Además me ayuda a decidirme rápido si me queda bien o no porque enseguida empieza a sonar la alarma de la puerta abierta.

3 comentarios:

flor dijo...

qué chica práctica resultaste, chizz

Margot/Cecilia dijo...

jajaja, yo también usaba el espejo del ascensor!!!
A veces hasta bajé al espejo del hall. Una y otra vez hasta ver qué me quedaba mejor para salir.
El mío no tiene alarma: el tuyo está mejor, es anti narcisos.

Nas dijo...

Éstas son el tipo de cosas que pueden alegrar mi día, saber que no soy la única que hace este tipo de cosas!!!.

Y que conste que el mio tampoco tiene alarma, pero los vecinos golpeando la puerta para que cierre el ascensor cumplen la misma función (y eso que yo siempre pienso que no estoy demorando mucho jajaja).

Ahh! y también lo hago con la misma frecuencia q Chizz...