domingo, 19 de octubre de 2008

Dia de la madre

ay no se que cocinar, me dijo ella. no cocines, dije yo, hacemos algo a la parrilla y listo, no da que cocines el dia de la madre.
al otro dia mi madrecita me manda un mail: podras venir temprano el domingo para encargarte de la parrilla. no sé, creo que saldré, te confirmo, le dije.
lógicamente, nunca le confirmé nada y lógicamente salí. Me dormí hoy a las 8.40 am, en un estado que me permitió hacer pis en el piso de una estación de subte, o sea, no muy bueno. Siguiendo con la logica, no sé qué pasó con el despertador de las 10.30 y me desperté a la 1. Considerando que mi madre vive en pacheco y yo en microcentro, eso es MUY tarde.
Decidí q era mejor no llamar y esperar a q llame ella para putearme que por qué todavía no estaba y si estaba en camino era mejor. Nunca llamó.
La llamé a las 14.30:

ella: buen día!!!!!
yo: feliz dia mama!
ella: ay, te queria llamar, pero te respeté el sueño, viste?
yo: jaja, igual llego en 15 minutos
ella: a la mierda! buenisimo! te espera la parrilla.
yo: si si lo se, compraste todo?
ella: sí, y ya q no cocinaba hice helado de frutilla con crema casero.

fantástico. no sé cuándo, pero un día mamá dejo de reclamarme cosas y ese día se convirtió en mi favorita.
eso sí, cuando llegué me dijo ay siempre vestida tan femenina mi nena.
es un chiste no?
si, claro que es un chiste.

y me había comprado papas fritas para el almuerzo.
grosa. muy.

3 comentarios:

Frank the Crank dijo...

Todas las madres son grosas, muy. A veces tardan en darse cuenta de que lo son, pero siempre se dan cuenta.

Isabel dijo...

tardan las madres o los hijos?

Belu dijo...

tardamos los hijos en darnos cuenta q son grosas y ellas tardan en darse cuenta q nosotras no vamos a cambiar.
dejan de hacernos la guerra y empiezan a querernos así...
falladitas y todo...!!!