martes, 1 de julio de 2008

y la primera vez

el histeriqueo que interrumpió mis sueños y mi negativa fue por un solo pensamiento: no pienso coger con la boca pastosa.

y la segunda vez, recordé que si bien de pequeña no entendía cómo podía ser, se puede coger sin besos. Y entonces mi estado bucal fue lo que menos importó.

1 comentario:

Belu dijo...

Ja! claro q se puede. tal vez no es lo mas "convencional"
pero...
quién es quién para hablar de convencionalismos?
gloria a experimentar, probar, tratar, innovar y demases....