jueves, 3 de julio de 2008

post-catalepsia - y rasguña las piedras!

A las 19.30 me fui a dormir, agotada. Me desperté desvelada a las 20.30 y no hubo caso hasta la 1. Cuando sonó el despertador a las 8, soñaba con médicos, hospitales y problemas. Tosí. Y supe que no estaba en condiciones de ir a trabajar. Me pedí un médico a domicilio. Eran ya las 9.

19 hs de hoy (10 horas después):
- hola, yo pedí un médico a domicilio hoy.
- dirección?
- bla bla
- ahh si, isabel, acá estás, bueno, van a estar pasando en la madrugada de mañana segun dice aca.
- pero que? ponele después de las 12 de la noche?
- claro, aproximadamente, disculpa las demoras, buenas noches.

Creo que este mes lo del 168 fue anecdótico, y podría declararlo el mes de:
APRENDER A ESPERAR.

A la fuerza, aprendí a ser paciente.
Como papá, como todos. Somos un gran grupo de pacientes a la fuerza.
El mundo es como una gran sala de espera.
Y en cualquier momento sale el médico de guardia y dice mi apellido mal, me mira la garganta con la linterna del celular, me da amoxicilina para tomar y eso fue todo.

Y no. No sé a dónde se fue mi optimismo. ¡Me parece que no se quiso quedar a esperar conmigo!

3 comentarios:

n- dijo...

hola, puedo comentar? leía este blog cuando era azul de fondo si no me acuerdo mal. después me colgué y durante un tiempo no lo visité.
pero es muy bueno saber que entre el mar de pagenotfound, sigue estando.
eso nomás, un buenas y santas.

Margot/Cecilia dijo...

Está bueno tu post catalepsia.

Comentario frívolo en este momento tuyo, pero bueno, no parece para nada cataléptico tu cerebro.

Besos.

Isabel dijo...

obvio q podés comentar. gracias por pasar.

y nada de frivolidades. la vida es como te la tomás. ja!!!

el médico finalmente vino a las 2.30 y me hizo un certif q me rechazaron en el trabajo... así q genial!